El espacio de “lo local” es un elemento relevante de las políticas de drogas en nuestro país, en contraposición a las concepciones centralizadoras y excluyentes.

La concepción llevada adelante por la  JND desde 2005 planteó : “Drogas un compromiso de  todos” .

COMPROMISOS CON :

DERECHOS HUMANOS. Con un paradigma que incorpora el enfoque de Reducción de Riesgos y Daños y el respeto a los Derechos Humanos, sin una lógica prohibicionista ni estigmatizadora de los usuarios  

OTRO PARADIGMA. Un paradigma que rompe con la estrategia de “Guerra contra las drogas”,  encarando los consumos problemáticos tanto en sustancias legales como ilegales, articulando el control y la regulación de la oferta con las acciones para reducir la demanda

VINCULOS PROBLEMATICOS. Esta concepción no  pone el acento en las sustancias sino en los vínculos lesionados que llevan al consumo problemático y en las situaciones de sufrimiento social que lo sustentan.

INTERSECTORIALIDAD. Asume la complejidad de esa problemática vincular y promueve un encare intersectorial para las políticas de drogas con articulaciones transversales entre distintos  sectores y compromisos de trabajo conjunto.

PARTICIPACION COMUNITARIA. Concibe la participación comunitaria  como uno de los ejes vertebradores de la política, promoviendo el involucramiento de diversos actores sociales, no solo en el reclamo sino en la construcción de líneas de intervención frente al problema.

DESCENTRALIZACION. La estrategia de Descentralización va más allá de una desconcentración de servicios en el territorio y apunta a construir capacidad de decisión en los ámbitos locales  fortaleciendo actores  locales sociales o institucionales  como protagonistas.  Es una transferencia y una construcción de poder local.
PLANIFICACION ESTRATEGICA, PLANIFICACION OPERATIVA ANUAL. Estos conceptos son necesarios y complementarios para una estrategia integral que tenga impactos.

ASPECTOS A TENER EN CUENTA EN PLANES LOCALES EN DROGAS

1)     Diagnóstico local  basado en la evidencia, con un enfoque participativo, incorporando los actores locales.

2)     Convocatoria y funcionamiento de instancias regulares de consulta a todos los actores involucrados con la mayor amplitud posible: ej Consejo Consultivo en JDDM, Asambleas de Salud por Municipio, etc.

3)     Allí se definen problemas prioritarios, líneas de acción para el año, rendición de cuentas de lo hecho y lo pendiente, para retroalimentar la planificación

4)     En los Planes Locales importa  jerarquizar la construcción y el funcionamiento de Redes Territoriales en Drogas con los diversos actores  donde se colectivice la información, se  confeccionen y actualicen Guías de Recursos, se recojan problemas y  propuestas.

5)     Las Redes en Drogas deben articular  esfuerzos con otras redes temáticas como las de Salud, Infancia, Mujer, Juventud, Adulto Mayor, Consejos Vecinales, y otras  según el entramado social existente en cada comunidad.

6)     En los Planes Locales importa desarrollar líneas de acción que fortalezcan la alianza con el sistema de protección social.  Las MIPS , Mesas intersectoriales de políticas sociales son  una instancia central de articulación intersectorial a  reforzar en cada territorio.

7)     En la mirada del Consejo Nacional de Políticas Sociales la definición de problemas claves  y su priorización,  debe contribuir al establecimiento de una Agenda de Desarrollo Social Departamental y a la construcción de Planes de Acción Departamentales.

8)     Ninguno de estos pasos pueden ser definiciones de escritorio, entre 4 paredes, elaboradas sin el conocimiento y la participación de los actores institucionales  y también sociales de cada territorio. Las organizaciones sociales, los gobiernos municipales y departamentales son protagonistas a integrar desde el comienzo.

9)     En los Planes Locales importa desarrollar líneas de acción que fortalezcan la alianza con el sistema educativo. La sensibilización y el  compromiso de inspectores, directores y docentes  son pasos necesarios para una articulación fluida de apoyo mutuo. La utilización de instrumentos como la Trivia elaborada por el Dpto de Adicciones del Inau, así como otros instrumentos lúdicos  valiosos (“El Vagon”, etc.) facilitan  el ingreso y desarrollo de la temática de drogas.

10)  Los cursos de formación de promotores juveniles de salud  incorporando la elaboración e implementación de un proyecto de promoción de salud son experiencias fructíferas. La reiteración anual de estos cursos como se sostiene en Mdeo ha permitido enriquecer  y ampliar progresivamente sus efectos. 

11) La educación es más amplia que el sistema educativo formal y las familias y comunidades son parte fundamental de ella. Las actividades culturales y deportivas son aspectos relevantes de prevención general y también especifica. Incluyendo las experiencias de deportes “complementarios” (no “alternativos”) que promuevan valores no competitivos.

12)   La generación de “Espacios Públicos Integradores” es un elemento clave, para evitar la disputa por el espacio, la estigmatización y la fractura entre poblaciones.  Cada espacio público debe ser analizado en esta perspectiva, para desplegar sus potencialidades integradoras.

13) La “Estrategia por la Vida y la  Convivencia” genera un marco conceptual para múltiples líneas de acción. Las Mesas de Convivencia y Seguridad son algunos de esos instrumentos que han jugado un rol importante en el tema drogas. En muchos casos lograron pasar del mero reclamo represivo a intervenciones más amplias con participación de los vecinos.

14) En los Planes Locales importa desarrollar líneas de acción que fortalezcan la alianza con el sistema de salud.La detección de consumos problemáticos, su tratamiento adecuado y el seguimiento de su rehabilitación y reinserción, son  áreas donde el sistema de salud debe jugar un papel. Instrumentos como el ASSIST, una intervención breve con buenos resultados, deben formar parte de la capacitación y de las prácticas habituales del equipo de salud.

15)  Al mismo tiempo es preciso trabajar  para levantar las barreras que existen para la atención de salud de los usuarios problemáticos de drogas.  La capacitación de los equipos de salud es un instrumento para reducir  preconceptos, sesgos, temores, desinformación, que operan como trabas para la atención sanitaria y reproducen la estigmatización.

16)   En los Planes Locales importa desarrollar líneas de acción que  recojan y amplíen la experiencia de los CIUDADELA, como dispositivos  de información, diagnóstico, tratamiento o derivación, seguimiento, reinserción. Puertas de entrada  que sean referentes conocidos para toda la población, trabajando en red con los centros de tratamiento o internación  existentes. Dispositivos de carácter interinstitucional que no recarguen en una sola  institución  la responsabilidad de su sostén.

17)   En los Planes Locales importa desarrollar líneas de acción en la prevención del consumo problemático de alcohol, tabaco y marihuana, principales drogas  en nuestro país, elevando la percepción del riesgo sobre su consumo problemático. Junto a las estrategias integrales que se lleven adelante a nivel nacional  son necesarias iniciativas locales.

18)  En los Planes Locales importa desarrollar líneas de acción que promuevan el abordaje comunitario  estimulando la creación de Centros de Escucha, y centros de bajo umbral que faciliten el acceso de consumidores y generen un vínculo de confianza con ellos, puntos de partida de cualquier ruta de salida. La experiencia del Achique de Casavalle y los “Puntos de Encuentro” en Malvin Norte y Punta de Rieles ha demostrado ser válida para estos objetivos.

19) Frente a las serias dificultades de acceso de  los usuarios problemáticos de drogas a la Red de Atención  son importantes los programas que llevan adelante una estrategia de CERCANIAS.Programas como ALEROS cuyos objetivos principales son la accesibilidad de las poblaciones más excluidas y el fortalecimiento de las microredes de atención en drogas en cada barrio. O la UMA Unidad Móvil de Atención que en Montevideo y Canelones llega en horario vespertino a poblaciones que no acceden a los servicios diurnos, con un recorrido de paradas en puntos seleccionados.

20) Los Planes Locales en Drogas deben concretarse en “HITOS”, hechos públicos significativos de las líneas de trabajo definidas, que permitan  visualizar los avances obtenidos y constituir referencias  para el conjunto de la población. No alcanza con tener planes locales y llevarlos adelante, es importante que sean conocidos en la opinión pública local, conformando una “Hoja de Ruta” que permita una acumulación progresiva en el tema.

21)  Los Planes Locales en Drogas deben tener en cuenta que en esta temática  operan valores, ideas, preconceptos, miedos, angustias, en la población, que refuerzan actitudes de impotencia y  de discriminación. El cambio cultural  necesario apunta a construir un involucramiento activo.