El Eco-Empleo

Siempre iniciamos casi todos nuestros artículos destacando que la actual civilización, manejada por el 1% de la población mundial a su beneficio e interés, está transitando una coyuntura dramática que nos lleva al colapso global, causada por el cambio climático y el agotamiento de los recursos naturales. Es más, nos están llegando pistas de varias fuentes, que los que mandan en nuestro planeta han tomado la decisión de colonizar el planeta Marte y dejar nuestro planeta Tierra ( y a nosotros como si fuéramos zombies) abandonado(s) a las consecuencias de las enormes e irreversibles crisis ambientales y al resto de las dimensiones que en su entramado constituyen la actual civilización. (Recomendamos ver con este enfoque una serie en NATIONAL GEOGRAPHIC domingos 22 hs, llamada MARS ).-

Ahora bien, cuando nosotros hacemos el análisis de la situación general, utilizamos uno de los principios de la Agroecología: “Piensa globalmente, actúa localmente”. O sea los teóricos y académicos , más menos oficialistas, sacan sus conclusiones de la realidad y sus proyecciones futuras desde la visión emergente del sistema actual. Nosotros en cambio, analizamos y sacamos nuestras propuestas desde una concepción alternativa, emergente desde una utopía verdadera que construiremos entre todos, de la solidaridad, de y con la gente , del pueblo en horizontalidad, democracia directa que empieza en lo local , de Doña María y Don José. Por eso , para ellos somos fantasmas, no existimos, aunque algunos pocos nos están empezando a ver y entender. Ellos se irán a ciudades artificiales, con anexos que llegan al horizonte de enormes viveros llenos de plantas alimentarias. Nosotros ya estamos construyendo en la Tierra lo que ellos harán en otro planeta. La diferencia es que estaremos en una Tierra castigada luchando al cabo de muchos siglos mientras se vaya curando del enorme daño recibido. Cuanto antes nos organicemos más preparados enfrentaremos una situación que será extremadamente complicada pero llena de oportunidades para mantener el entusiasmo y disfrutar la felicidad de los constantes logros solidarios.

Indudablemente que el panorama futuro señalado afectará progresivamente a todas las dimensiones de la actual civilización, pero la principal está ya siendo la dimensión ecológica. La producción sana, alimentación sana, son esenciales para mantener la vida y la capacidad de trabajar, innovar, disfrutar todas las acciones necesarias para tener un sustento base que permita acceder paso a paso a otras dimensiones a cambiar en orden de importancia. Día atrás un artículo publicado en un periódico nacional nos alertaba sobre a un fenómeno llamado “ muerte silenciosa”. Muchos de los principales rubros de empleos que cubren un alto porcentaje en el mercado actual, al cabo de unos pocos años irán colapsando por el avance de diferentes y múltiples aplicaciones tecnológicas. El caso concreto de UBER se uso como ejemplo que ha dañado el transporte en taxis y otras más que ya aparecieron a competir. Este fenómeno que es mundial, la sustitución de la tecnología en puestos de trabajo dejarán a millones de personas sin empleo, harán colapsar el sistema laboral y previsional social actual en innumerables dimensiones.

Lo manifestado por el Economista es cierto. Pero un elemento del futuro no muy lejano es que para construir y desarrollar en forma gigantesca por todo el planeta todas esas formas nuevas de tecnología serán necesaria una enorme cantidad de energía. Pero esa energía ya no estará progresivamente disponible en esa cantidad tan desmesurada. Como dijo Vandana Shiva “la revolución es inevitable y será…ecológica.” Por ello en este momento histórico de transición, tendencia de regreso a la Naturaleza llamada “PRIMITIVISMO”, aquellos que ya se están quedando sin trabajo y ocupan empleos chatarras en supermercados o empresas de comida rápida, sin prisa pero sin pausa, comienzan a incursionar en laborar en las ofertas que se vienen generando en formas alternativas de empleo solidario. En Uruguay este caso fue muy evidente en la crisis del año 2002. Lograr que la gente comience a trabajar de manera ordenada y pacífica, pero efectiva y satisfactoria en esta forma de empleo alternativo, marca el inicio del camino revolucionario hacia la nueva civilización.

¿Qué es el ecoempleo? Son las diferentes formas de retribución que tiene trabajar en el ámbito de la agroecología y afines.

En la actualidad, teniendo presente la vigencia del actual sistema, se trabaja en la dimensión ecológica y se recibe a cambio la retribución monetaria preestablecida entre las partes. La importancia estará marcada por el desarrollo de las diferentes variedades de actividades , es diferente según los países. Ahora bien según la tarea pueden tomarse en cuenta formas diferentes de acciones. Por ejemplo, una persona trabaja en una huerta y recibe como retribución llevarse para su casa, frutas y verduras cosechadas en la misma. Puede ser lo dicho, pero si quedan excedentes los mismos se venden , por cual los integrantes de la huerta se reparten dinero por las ventas realizadas. Además no solo se puede manejar como productos de comercialización las plantas, sino que también hay mercado para la venta de semillas, tierra, compost, plantas medicinales, plantas alternativas…cursos sobre huertas..etc. Cabe la posibilidad que cuando se produzca la enorme corrida social hacia el movimiento de huertas será cosa buena estar preparado. Pero además la dimensión ecológica ofrece un campo importante vinculado a las huertas como es el desarrollo de la gastronomía natural u orgánica de forma tal que deje de ser algo de élite para ser de todo el pueblo. Otros ámbito donde se abren oportunidades son el de la cosmética artesanal y el de la higiene familiar. Sobre estos dos aspectos ya hay experiencia piloto con buen suceso.

Pero los que también están muy vinculados a las organizaciones sociales que se van estructurando en nuestra sociedad, toman el soporte de la unidad conseguida por las huertas y producen otros fenómenos estrechamente relacionados entre sí. Damos a continuación algunos ejemplos. En un barrio, pueblo, región se comienzan a aplicar los llamados “bancos del tiempo” , organización popular que consiste que cada persona ofrece una cantidad determinada de horas al cabo de la semana. Cada uno cumplirá determinado trabajo que él ejerce y los canjea en ese ámbito geográfico por algo que otro vecino realiza. La unidad de cambio es lo temporal, la hora de tiempo. Como en la experiencia anterior, en determinada geografía , se aplican las llamadas “ monedas sociales”, producidas artesanalmente con sus colores y valores, en una oficina central ( comisión fomento, sindicato, cooperativa de vivienda) que entrega a la gente las cantidades solicitadas según los criterios reglamentarios establecidos previamente. Existe la posibilidad de hacer una mixtura, un vecino recibe monedas sociales por las horas en crédito que dispone en el banco del tiempo barrial. En España existen varias monedas sociales, la más conocida se llama “ el boniato”. También en Europa, se han comenzado a aplicar las monedas sociales en forma virtual, lo que favorece su aplicación y control. En el campo del “ consumo participativo” existen otras opciones de trabajo solidario. Un ejemplo, me contaron que varios vecinos transitaban por Giannastasio llevando en su auto un cartón verde( tiene lugar) o rojo ( no tiene lugar) y levantaban pasajeros vecinos conocidos quienes le entregaban una parte del costo del boleto. Este caso que viene creciendo a nivel mundial ( con otros ejemplos ) ha sido copiado del sector solidario para hacer un negocio capitalista.

A pesar que hay más elementos a destacar, que no son ecológicos, decimos que lo sustancial del éxito de estas actividades futuras que se podrán ( y deberán ) hacer desde ahora hacia el futuro en paralelo al colapso que se nos viene, debe ser la CONSTRUCCIÓN DE UN MERCADO SOLIDARIO donde integremos todas las actividades posibles que se realizan en el MERCADO CAPITALISTA pero con cada actividad impregnada de valores solidarios. Y no hablemos de poder contar con un SHOPPING SOLIDARIO. Hace años en una visita a SAN PABLO caminando medio a la deriva, abrumado por el tamaño de esa ciudad, topamos con el SHOPPING DE LOS POBRES. Un lugar de tres pisos sin ascensor, ni aire acondicionado, donde se podía encontrar absolutamente todos los rubros de artículos necesarios para cualquier familia, en versión popular.

Muchas noches cuando nos ponemos a pelear a trompada limpia con el insomnio nos viene a la memoria este fenomenal ejemplo solidario conocido en San Pablo. Este caso, más otros como el Hospital colombiano que cura a sus enfermos con plantas medicinales; CECOSESOLA la cooperativa de trabajo venezolana donde todos los empleados van rotando en todos los cargos… no los podemos olvidar. Cualquier día tomamos la mochila, ponemos algunas ropas y l vamos a conocer a fondo estos casos tan importantes ya mencionados. Reflexionar in situ esos ejemplos innovadores valen más que leer mil libros o ver mil vídeos.

Para finalizar decimos que sería muy importante ( y necesario ) hacer un mapeo extenso, profundo y valorado, no dudamos será de enorme utilidad para un conjunto de personas, sobre todo jóvenes, que ya hoy andan buscado trabajo que unifique su empleo con sus valores solidarios personales y colectivos.

En solidaridad y agradecimiento Ruben Sánchez Martínez SHANGRILÁ . Diciembre 2016

ANTROPOLOGÍA NUTRICIÓN