Antropología Nutrición

 

 

07/06/014. EL ESTADO DE LAS GUÍAS ALIMENTARIAS BASADAS EN ALIMENTOS EN AMÉRICA LATINA Y EL CARIBE

Documento producido por Verónika Molina para la División de Nutrición de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

El análisis del perfil epidemiológico actual de la población en los países de América Latina y el Caribe muestra avances en el control de la desnutrición, pero también evidencia un proceso de transición en el que se han incorporado estilos de vida sedentarios y un consumo de alimentos con un denso contenido energético, ricos en grasas saturadas, azúcares y sal y pobres en fibras y micronutrientes. A esto se le suman otros determinantes sociales como la urbanización, las largas jornadas laborales, el aumento de cadenas de comida rápida, el impacto de la propaganda de alimentos en los medios de comunicación y la alta oferta de alimentos poco saludables. Esto ha provocado un rápido aumento del sobrepeso, la obesidad y diversas enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) que en ocasiones conviven con la desnutrición en las mismas comunidades y familias, lo que representa una doble carga para los sistemas de salud y para la economía en los países de la región.


Keller afirma que la industria productora de alimentos debe, por un lado, mejorar la calidad nutricional de los alimentos procesados para que se ajusten a las recomendaciones de las guías alimentarias y, por otro, propiciar que las recomendaciones relacionadas con alimentos saludables estén disponibles en los sitios de trabajo, escuelas, cafeterías de hospitales, restaurantes y cadenas de comida rápida (Keller y Lang, 2008).

Por su parte, Barbosa, Salles-Costa y Soares reportan que los cambios en la formulación de alimentos en relación con el contenido de nutrientes críticos para la prevención de la obesidad y las ECNT (como grasas saturadas, grasas trans, colesterol, azúcar y sodio) tienen un alto impacto en la población en general. Un ejemplo clásico de la eficacia de las regulaciones en la industria de alimentos es el caso de Finlandia donde, para la reducción del consumo de sal y de peces salados, además de la estrategia de comunicación, se contó con la cooperación de la industria de alimentos en la reducción de sodio en los alimentos y de la legislación que determinó el límite de sodio en los alimentos, lo que conllevó a una disminución en la prevalencia de hipertensión arterial en la población entre 1972 y 1997. La experiencia de Finlandia demuestra que los cambios en el patrón dietético de la población son factibles, pero requieren intervenciones persistentes, multisectoriales y una evaluación constante (Barbosa, Salles-Costa y Soares, 2006).

Clasificación de los alimentos por su procesamiento: Carlos Monteiro y su grupo de investigadores (2012) sugieren clasificar los alimentos de acuerdo a su grado de procesamiento para solucionar el problema de incompatibilidad entre los productos ofrecidos en el mercado y las agrupaciones de alimentos de las guías alimentarias ya que, con excepción de los alimentos frescos, la mayoría de los productos disponibles en el mercado son mezclas de alimentos que no coinciden con los grupos de alimentos presentados en la mayoría de las guías alimentarias. Monteiro sugiere la clasificación de alimentos en tres grupos:

a) Grupo 1, alimentos frescos y mínimamente procesados, que incluye los alimentos no procesados o mínimamente procesados (carne, vegetales, frutas, granos, leche).

b) Grupo 2, ingredientes culinarios, que son substancias extraídas de alimentos (grasas, aceites, harinas, almidones y azúcar) o bien obtenidas de la naturaleza (sal).

c) Grupo 3, productos procesados y ultraprocesados, que son alimentos ultra procesados que están listos para consumirse e incluyen bebidas alcohólicas (pan, galletas, helados, chocolate, cereales de desayuno,
snacks, etc.).

Todo el Informe 2014 en pdf

Publicado por Antropología Nutrición 07/06/014. 20:20 hs.