rr
Antropología Nutrición
rt
INICIO COLUMNISTAS PACHAMAMA LA PROTEICA FM VIDEOTECA EDUCACIÓN LION YSS

04/07/013. IM analiza prohibir la mayonesa en los bares

Andrés López Reilly

Más allá de los aspectos sanitarios que hacen a la expedición de alimentos en la capital, la Intendencia de Montevideo entiende que existe "una prioridad central" en las políticas de salud en relación con la nutrición, y que como organismo regulador, debe "alertar frente al consumo de grasas, azúcares y sal en forma excesiva".

Según informó el director de Salud de la comuna, Pablo Anzalone, a la Junta Departamental, "estamos teniendo problemas de hipertensión y de obesidad ya desde la niñez, así como problemas que luego tienen que ver con enfermedades cardíacas, cerebro-vasculares, oncológicas, etcétera, y que se relacionan con hábitos nutricionales equivocados, nocivos para la salud".

"Eso se gesta desde múltiples aspectos, pero también desde la niñez en cuanto a la generación del hábito. Entonces, la posibilidad de estimular los productos saludables es un elemento importante", agregó el director municipal.

Ante este panorama, Anzalone reveló que la administración viene trabajando desde hace tiempo en varias líneas de acción, una de las cuales afectaría a los comercios donde se expenden alimentos.

"Algunos titulares de estas ideas en las que hemos estado trabajando (…) refieren por ejemplo a la prohibición de que haya saleros o condimentos como mayonesa o ketchup -que tienen alto contenido de sal- sobre las mesas de aquellos lugares en los que se consuman alimentos, de manera tal que el consumidor deba solicitarlos cuando quiera utilizarlos. Pero la idea es que desde el ámbito de la oferta no haya una política que, en los hechos, estimula el agregado de sal, porque este agregado es la principal vía de ingreso de sal al organismo a través de los alimentos", indicó Anzalone.

Esta prohibición iría contra muchas de las costumbres y tradiciones alimentarias de los uruguayos, aunque la mayonesa, la sal y el ketchup ya están incorporados en muchos de los productos que se consumen masivamente.

"Más allá de la sal que tienen todos los alimentos, este componente de agregado, que forma parte de los hábitos de muchas personas en nuestro país, es el responsable de una buena parte de los problemas cardíacos y de hipertensión que tenemos hoy", agregó el director de Salud de la Intendencia.

Carritos.

Si bien la Intendencia apunta a mejorar la oferta alimentaria en la ciudad, el Departamento de Salud rechazó una iniciativa presentada por el edil nacionalista Edison Casulo para que se autorice la venta de alimentos vegetarianos en los carritos callejeros.

La normativa sobre puestos rodantes de "alimentos crudos y/o preparados" fue aprobada en 1997 y autoriza exclusivamente la comercialización de "productos de carne porcina, o vacuna y porcina, asados o cocidos, con pan, con o sin condimentos y sin complementos que puedan ser crudos".

Frente a esta situación, Casulo advirtió que la reglamentación "se encuentra muy alejada de la realidad", ya que "hoy por hoy, en los carritos se comercializan productos de origen avícola (pollo) en forma habitual y los complementos crudos (lechuga y/o tomate) son parte de la oferta comercial". Casulo entendió además que la normativa actual es "discriminatoria", porque no permite que los vegetarianos puedan acceder a productos para su consumo en el circuito de carritos callejeros.

La IMM, no obstante, no accederá al planteo porque quiere desestimular la preparación de alimentos en la vía pública.

"Nos encontramos ante dos criterios que en alguna medida son contradictorios. Uno de ellos es el derecho de las personas vegetarianas a acceder a este tipo de productos; el otro es la estrategia de mayor formalización que el gobierno departamental quiere imprimir al comercio de alimentos, y la necesidad de ir acotando o reduciendo -en la medida de las posibilidades, y también combinando el establecimiento de límites con actitudes proactivas- el comercio formal no instalado en condiciones adecuadas", indicó Anzalone.

Frutas en las paneras de los restaurantes

Además de "desincentivar" el consumo de mayonesa, sal y ketchup en bares y restaurantes, la Intendencia pretende que los comercios gastronómicos sustituyan estos elementos por otros más "saludables".

"Nos parece conveniente que exista una oferta de frutas en todos los lugares, ya sea como entrada, ya sea como sustitución de las paneras con mayonesa, etcétera, que generalmente se ofrecen en los restaurantes, o ya sea como complemento de la actividad de los carros", indicó el director de Salud de la Intendencia, Pablo Anzalone.

"Se tiene en cuenta, entonces, que en ese sentido haya no solamente una mayor oferta del consumo de frutas sino también una señal, un incentivo que lleve a decir que es importante atender este aspecto, mejorar nuestra nutrición y procurar hábitos nutricionales más saludables", agregó. Anzalone dijo que se pretende que este conjunto de ideas quede aprobado en lo que resta del período (2 años).

"Cuando discutimos esta iniciativa, las cámaras empresariales se han mostrado muy afines a trabajar en torno a este tema. Esto también está vinculado con la iniciativa que el LATU está desarrollando a través de proyectos de investigación sobre maneras de procesar los alimentos que permitan mejorar sus contenidos nutricionales y disminuir los componentes que generan riesgo para la salud", concluyó.

Fuente

Comentarios