Antropología Nutrición

¿Qué es la Carta de la Tierra?

La Carta de la Tierra es una declaración de principios éticos fundamentales para la construcción de una sociedad global justa, sostenible y pacífica en el Siglo XXI. La Carta busca inspirar en todos los pueblos un nuevo sentido de interdependencia global y de responsabilidad compartida para el bienestar de toda la familia humana, de la gran comunidad de vida y de las futuras generaciones. La Carta es una visión de esperanza y una llamada a la acción.

La Carta de la Tierra se preocupa especialmente por la transición hacia formas sostenibles de vida y el desarrollo humano sostenible. Por lo tanto la integridad ecológica es uno de sus enfoques principales. Sin embargo, la Carta reconoce que la protección ecológica, la erradicación de la pobreza, el desarrollo económico equitativo, el respecto a los derechos humanos, la democracia y la paz son metas interdependientes e indivisibles. Por consiguiente, el documento ofrece un nuevo marco ético integral e inclusivo para guiar la transición hacia un futuro sostenible.
 
La Carta es el resultado de un diálogo intercultural a nivel mundial en torno a diversos objetivos en común y valores compartidos, que se llevó a cabo durante toda una década. El proyecto de la Carta de la Tierra comenzó como una iniciativa de las Naciones Unidas, pero se desarrolló y finalizó como una iniciativa de la sociedad civil. En el año 2000 se concluyó el documento y la Comisión de la Carta de la Tierra, una entidad internacional independiente, lo dio a conocer públicamente como una carta de los pueblos.

La redacción de la Carta de la Tierra constituyó el proceso más inclusivo y participativo que se haya efectuado jamás en torno a la creación de una declaración internacional. Este proceso es precisamente lo que le confiere su legitimidad como marco ético rector. La legitimidad del documento se ha fortalecido aún más mediante el respaldo obtenido por más de 4.800 organizaciones, incluyendo asimismo a diversos organismos gubernamentales e internacionales.

A la luz de esta legitimidad, una creciente cantidad de juristas internacionales reconoce que la Carta de la Tierra está adquiriendo un estatus de documento de ley blanda. Se considera que este tipo de documentos, tal como la Declaración Universal de Derechos Humanos, son moralmente vinculantes para los gobiernos estatales que aceptan avalarlos y adoptarlos, aunque no sean vinculantes en el plano jurídico. Pero por lo general, dichos documentos establecen la base para el desarrollo de una ley dura.

En un momento en el que urgentemente se necesita se generen importantes cambios en la forma en que pensamos y vivimos, la Carta de la Tierra nos desafía a examinar nuestros valores y a escoger un rumbo mejor. En una época en la que la educación para el desarrollo sostenible se ha transformado en un elemento esencial, la Carta de la Tierra ofrece un instrumento educativo muy valioso. En unas circunstancias en las que las alianzas internacionales de trabajo se necesitan cada vez más, la Carta de la Tierra nos anima a encontrar aspectos en común en medio de nuestra diversidad y a adoptar la ética global que comparte una creciente cantidad de personas en todo el mundo.
Cronología de la Carta de la Tierra
1987 La Comisión Mundial de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo (Comisión Brundtland) recomienda la creación de una declaración universal sobre protección ambiental y desarrollo sostenible en la forma de una "nueva carta" que enuncie los principios fundamentales del desarrollo sostenible.

1992 La Cumbre de la Tierra en Río se celebra con un objetivo destacado, el de crear una Carta de la Tierra internacionalmente aceptada. Sin embargo, los gobiernos no logran alcanzar un acuerdo y adoptan la Declaración de Río sobre Medio Ambiente y Desarrollo en lugar de la Carta.

Liderado por Maurice Strong, Secretario General de la Cumbre de la Tierra en Río, se crea el Consejo de la Tierra para promover la implementación de los acuerdos de la Cumbre de la Tierra y apoyar la formación de los Consejos Nacionales para el Desarrollo Sostenible.

1994 Maurice Strong, como presidente del Consejo de la Tierra, junto con Mikhail Gorbachev, presidente de la organización Cruz Verde Internacional, lanzan una iniciativa de la sociedad civil para redactar la Carta de la Tierra. El gobierno holandés ofreció el apoyo financiero inicial.

1995 El Consejo de la Tierra y Cruz Verde Internacional inician un nuevo proceso internacional de consulta ideado para desarrollar una Carta de la Tierra de los pueblos. Expertos internacionales y oficiales gubernamentales se reúnen en el Taller de la Carta de la Tierra en La Haya. Se designa al Consejo de la Tierra como la Secretaría Internacional de la Iniciativa.

1996 El Consejo de la Tierra inicia la redacción de la Carta de la Tierra con vistas al Foro de Río + 5. Se elabora y difunde un resumen del documento y un informe sobre derecho internacional relevantes para la Carta de la Tierra. A finales de este año se establece una Comisión para supervisar el proceso de redacción de la Carta. Los Sres. Strong y Gorbachev presidieron conjuntamente la Comisión.

1997 La Comisión de la Carta de la Tierra se reúne en el Foro de Río + 5. Al término del Foro se hace público un Borrador que servirá de referencia de la Carta de la Tierra a manera de "documento en desarrollo". Se siguen organizando y promoviendo continuas consultas internacionales.

1998 Diversos grupos se unen a la Iniciativa de la Carta de la Tierra creándose comités nacionales de la Carta de la Tierra en más de 35 países.
Estos grupos llevan a cabo consultas sobre dicho Borrador y comienzan a utilizarlo como herramienta educativa.

1999 En abril se publica el II Borrador de la Carta de la Tierra y continúan las consultas internacionales. El número de comités nacionales de la Carta de la Tierra asciende a 45.

2000 En marzo los comisionados de la Carta de la Tierra se reúnen en París, Francia, para aprobar el texto final del documento y comenzar a planificar la siguiente fase de la Iniciativa de la Carta de la Tierra, que será supervisada por un Comité Directivo. Los retos esenciales son la difusión, apoyo e implementación de la Carta de la Tierra por la sociedad civil, empresas y gobiernos, y el respaldo al uso educativo de la Carta en colegios, universidades y en programas de educación no formal.
En junio se produce el lanzamiento público oficial de la segunda fase de la Iniciativa de la Carta de la Tierra en el Palacio de la Paz de La Haya.

2002 La Iniciativa de la Carta de la Tierra realiza un importante esfuerzo para conseguir el aval de la Cumbre Mundial para el Desarrollo Sostenible en Johannesburgo. Durante esta Cumbre muchos líderes gubernamentales y ONGs declararon su apoyo a la Carta de la Tierra, pero el reconocimiento formal de la Carta de la Tierra por parte de las Naciones Unidas no fue en firme.

2005 La Carta de la Tierra ya ha sido traducida a treinta y dos idiomas, se ha difundido ampliamente alrededor del mundo y ha sido avalada por más de 2.400 organizaciones, incluyendo UNESCO, UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) y el ICLEI (Consejo Internacional de Gobiernos Locales para la Sostenibilidad). Entre los años 2000 y 2005 se ha llevado a cabo una evaluación estratégica, tanto interna como externa, de las actividades emprendidas por la Iniciativa de la Carta de la Tierra.
En Noviembre se celebra en Ámsterdam una importante reunión de Carta de la Tierra+5. En este evento se concluye que hasta la fecha había sido mucho lo que se había logrado y que el éxito futuro de la Iniciativa dependía de una planificación estratégica de largo alcance, gestionándose así la transición de la Iniciativa hacia una tercera fase.

2006 Se forma un nuevo Consejo Internacional de la Carta de la Tierra con veintitrés miembros para reemplazar al Comité Director y supervisar los programas centrales y el personal de la Secretaría. El Consejo y la Secretaría se organizan como Carta de la Tierra Internacional (CTI).

2008 A esta fecha la Carta de la Tierra ya ha sido traducida a cuarenta idiomas y ha sido avalada por 4.600 organizaciones, lo que representa el interés de cientos de millones de personas. El Consejo de CTI asume un nuevo plan estratégico a largo plazo que se enfoca en la expansión descentralizada de la Iniciativa de la Carta de la Tierra. Se forman seis nuevos equipos de trabajo independientes para promover la expansión descentralizada en las áreas de Empresa Privada, Educación, Medios de Comunicación, Religión, Naciones Unidas y Juventud.


Tomado de : http://www.cartadelatierra.es/index.php?lang=es