Soylent Green: Sci-fi en la Alimentación I

0
91
views

Sin Spoilers.

Soylent Green es un film de 1973, dirigida por Richard Fleischer  y basada en la novela “Make Room!, Make Room!” de Harry Harrison, con un guión de Stanley R. Greenberg.  El personaje principal a cargo de Charlton Heston, secundado por Edward G. Robinson, Leigh Taylor-Young, y Chuck Connors.

Con un ambiente apocalíptico que queda claro desde el inicio, a través de fotografías que van relatando visualmente el pasar de los años.

New York, con una población de 40 millones de personas, año 2022, en donde los ciudadanos se encuentran hacinados en un mundo devastado por la contaminación a causa del cambio climático.  En esta sociedad solo un grupo elite tiene acceso a carne, frutas y verduras, rodeados de confort. Mientras el resto se alimenta de los productos Soylent Rojo, y Soylent Amarillo.

Un nuevo producto es lanzado, de la misma línea, este se llama Soylent Green, elaborado a través de plancton (Organismos que flotan en aguas saladas o dulces, más abundantes hasta los 200 metros de profundidad)

Mientras tanto Robert Thorn (Charlton Heston), se embarca en la investigación que le fue asignada; un asesinato de un directivo de dicha compañía.

Esta fue la última película de Edward G. Robinson, que realiza una fenomenal interpretación en las escenas junto a Heston;  camaradería y placeres simples, de un tiempo pasado que no volverá.

La película tuvo un bajo presupuesto, y viene con la tonalidad apocalíptica de ZERO POPULATION GROWTH (Z.P.G) de 1972, llamada también Natalidad prohibida, o Prohibido tener hijos, protagonizada por Oliver Reed y Geraldini Chaplin. Siempre me ha gustado el final de esta película, cuando escapan de la sociedad en busca de la libertad y llegan a la costa,  la música y la lectura del grabado en bronce “Complejo 13. Abajo de esta superficie están sepultados 37 proyectiles Polaris, por orden del comandante del cuarto ejercito regional. Julio de 1978. En aras de la Paz”.

Estas películas están influenciadas por su época, tiempos de la guerra fría. Y comunicaban la preocupación de que en un futuro no muy distante, el mundo podía derivar en un lugar inhabitable, contaminado, sin alimentos, y sociedades con una estructura capaz de controlar cada paso de sus habitantes: Qué comer, cuánto comer, cuantos hijos tener, a qué hora dormir.

En 2013 Rhinehart inició una campaña de crowdfunding para producir un producto que llevaría el nombre Soylent. Por supuesto, con otros ingredientes. El concepto e idea fue elaborar un producto que sustituya nutricionalmente la alimentación convencional.

En 2014 sale a la venta Soylent 1.0. Versiones: regular y vegetariano, en polvo. Hasta llegar a la versión 1.8 (2017).

En 2015 de forma líquida. Soylent 2.0.  Cacao en 2016, Néctar en 2016. Coffiest en 2016.

Barrita alimenticia: En 2016, retirada ese mismo año del mercado tras informes de problemas gastrointestinales.

Dejar respuesta